Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de 2014

Huapango

Mensajes...

Les comparto un lindo mensaje para reflexionar, escrito por Felipe Cubillos - un empresario chileno,después de forrarse en dinero, se dedicó a la filantropía y después del terremoto montó una empresa para la reconstrucción de Chile. Recientemente falleció en el accidente aéreo en isla Juan Fernández.     
LO QUE VALE LA PENA 1...Acerca de Dios y el Cielo,creo que si actuamos haciendo el bien, podremos estar en la lista de espera si el Cielo existe y si no existe, habremos tenido nuestro propio Cielo en ésta Tierra.Y a DIOS no lo encontré sólo en el Mar del Sur, en las Nubes, en las Tormentas, en las Olas, ni en la Meta, ni en las Partidas;estuvo siempre conmigo,  dentro, muy dentro de mi... 2...Acerca de los Hijos,definitivamente no son tuyos, solo quiérelos y ámalos y trata de educarlos con el ejemplo y si puedes, transmíteles que busquen sus propios sueños, no los tuyos. Y no esperes que te agradezcan todo lo que haces por ellos; ese agradecimiento vendrá muchos años después, quizás cu…

MORALEJAS

1  CUANDO SU TRABAJADOR SE ENFERME, DELE EL DÍA LIBRE!

KUNG CHANG LLAMÓ A SU JEFE Y LE  DIJO:
- 'JEFE, HOY YO NO TLABAJAL, YO ESTAL ENFELMO. DUELE  CABEZA, DUELE PANZA, DUELE PIELNA, NO VOY AL TLABAJO'
EL JEFE LE RESPONDE:
- 'KUNG CHANG, REALMENTE HOY TE NECESITO EN EL TRABAJO.  CUANDO ME SIENTO ASÍ DE MAL, LE PIDO A MI ESPOSA QUE TENGAMOS SEXO.  ESO ME  HACE SENTIR MUCHO MEJOR Y PUEDO IR A TRABAJAR. DEBERÍAS PROBAR, TE HARÁ MUY BIEN'.
DOS HORAS DESPUÉS, KUNG CHANG VUELVE A LLAMAR A SU JEFE  Y LE DICE:
- '¡JEFE, NO SABEL QUÉ DECIL!  GLACIAS POL CONSEJO, YA  SENTILME MUCHO MEJOL, ENSEGUIDA YO IL AL TLABAJO.
FELICITO MUCHO, MUY LINDA SU CASA, MUY GLANDE SU CUALTO Y MUY BUENA SU ESPOSA'.

MORALEJA ADMINISTRATIVA:
'LA COMUNICACIÓN DEBE SER CLARA.  SEA EXPLÍCITO CUANDO HABLE CON SUS COLABORADORES'.

2. RESPETAR LAS OPINIONES

UN HOMBRE ESTABA PONIENDO FLORES EN LA TUMBA DE UN PARIENTE, CUANDO VE A UN CHINO PONIENDO UN PLATO DE ARROZ EN LA TUMBA VECINA.  EL H…